Skip to content
Menu

CAMPAÑAS

OTROS ANUNCIOS

A 37 años de trabajo: CEJIS continúa la lucha en defensa de los derechos indígenas

UNITAS, 17 de julio 2015.- Este mes de julio, el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS) cumplió 37 años de servicio ininterrumpido en el ámbito de la defensa de los Derechos Humanos. En todo este tiempo, técnicos y profesionales han enfocado su trabajo en el asesoramiento y acompañamiento jurídico – social de casos de vulneración de derechos a sectores en estado de indefensión y menos favorecidos de la sociedad boliviana.

Para lograr su objetivo institucional de contribuir a las transformaciones estructurales, sociales, culturales, económicas y políticas de dominación, exclusión social y cultural en Bolivia para que el Estado Plurinacional sea posible, CEJIS cuenta con cuatro Oficinas Regionales ubicadas en los departamentos de Santa Cruz con una filial, La Paz con una filial y Beni con dos filiales: una en Trinidad y otra en Riberalta.

De la defensa de los derechos humanos a la titulación de tierras

Hernán Ávila Montaño, sociólogo de profesión, ha trabajado durante muchos años por la defensa de derechos de los Pueblos Indígenas -especialmente en tierras bajas- y es el actual Director Ejecutivo de la institución. Nos cuenta que: “En sus inicios (a finales de la década de los 70) el trabajo de CEJIS se enfocó especialmente en la defensa de los derechos laborales de los trabajadores asalariados del campo, de los fabriles y menores de edad en situación de conflicto, fue por ello que, en aquel período también se conocía al CEJIS como la oficina de los Derechos Humanos. Fue alrededor de 1990 que la institución vuelca su trabajo sobre todo hacia pueblos indígenas y campesinos y adquiere la identidad con la que se la conoce hoy”.

Ya entrada la década de los 80, este centro de estudios jurídicos trabajó en la defensa legal de los trabajadores asalariados rurales, campesinos de la CSUTCB y fabriles urbanos lográndose la incorporación de zafreros y cosechadores de algodón a la Ley General del Trabajo y para la regulación de las relaciones laborales en esos sectores; “situación que culminó positivamente, logrando que esas propuestas se conviertan en leyes. Sin duda, este fue un logro muy importante en aquella época” aseveró al respecto. Por otro lado, en estos tiempos se hizo efectivo el cierre de la Granja de Espejos y la detención y enjuiciamiento de su gobernador y otros cinco policías. Esta granja era un centro de trabajos forzosos y a partir de una investigación judicial se descubrió que allí se cometieron asesinatos contra internos que, además eran permanentemente sometidos a tratos inhumanos, a torturas físicas y psicológicas.

Durante la década de los 90, el trabajo de CEJIS se centra en el asesoramiento jurídico social a las demandas de titulación de los territorios indígenas de los pueblos indígenas y de Tierras Comunales Campesinas, relató Ávila, quien entre algunos casos de acompañamiento y asesoramiento legal mencionó como ejemplos: el apoyo jurídico-social a los procesos de los sindicatos de Andrés Ibañez y el Movimiento Sin Tierras (MST). “Nuestra presencia ha estado básicamente en casi todas las tierras bajas de Bolivia en el campo de la titulación agraria”, afirmó.

El camino recorrido por la institución deriva en que entre los años 1996 y 2010 CEJIS coadyuvó, en términos de asesoría legislativa, a realizar la titulación de 44 de las 52 demandas de territorios que los pueblos indígenas poseen en tierras bajas. Este logro trascendió en la titulación de aproximadamente 8 de las 12 millones de hectáreas aproximadas que tiene en este momento dicha población indígena bajo su propiedad: desde el norte de La Paz, Chaco chuquisaqueño, Santa Cruz, Beni y Pando.

Fue a raíz del abordaje de ésta temática agraria que en los últimos 20 años el trabajo de esta institución, -que tiene su sede principal en Santa Cruz-, se especializa en los derechos de los Pueblos Indígenas de tierras bajas de Bolivia.

El nuevo desafío… la refundación del Estado

“El acompañamiento a las movilizaciones sociales y los procesos de articulación social ha sido otra de las acciones a las que nos ha conducido el proceso agrario; porque cuando empezamos entendimos que el saneamiento y titulación de la tierra no se trataba solamente de un mero proceso técnico-jurídico sino, se trataba de un proceso político, que afectaba directamente al poder. Por ello, en torno a esta lucha los sectores sociales se encontraron, se articularon y fueron madurando ideas que terminaron con el planteamiento de la refundación del Estado a partir de la Asamblea Constituyente” recordó Hernán Ávila al evocar aquellas acciones sociales en las que él mismo fue partícipe: “La Asamblea Constituyente fue otro espacio en el que apoyamos a los sectores que dieron lugar al proceso constituyente, contribuimos en su articulación y en la construcción de la propuesta legislativa a través de distintas organizaciones que conformaron el bloque social del Pacto de Unidad y de otros sectores”.

Posteriormente relató que durante los años 2011 y 2012 CEJIS, fiel a sus principios de defensa intransigente de los derechos de los pueblos indígenas, se apoya de manera decidida a los pueblos indígenas del Territorio Indígena y Parque Natural Isiboro Sécure (TIPNIS), para evitar la construcción de una carretera que pretendía cruzar en medio esta reserva natural y hábitat de los pueblos indígenas Yuracaré, Tsimane y Mojeños sin haberles siquiera consultado. Según el sociólogo, “los efectos de las marchas indígenas desde 1990 por el territorio y la dignidad y las subsiguientes movilizaciones han modificado la cultura política boliviana generando un proceso largo de maduración política y de articulación que, finalmente, ha permitido plantear un nuevo proyecto societal, un proyecto de Estado que incluya a los indígenas, a las mujeres y a los sectores más vulnerables… proyecto que se plasma de alguna manera en la propuesta de Estado Plurinacional pues fueron las organizaciones las actoras principales” concluyó.

Al concluir la entrevista la autoridad ejecutiva concluyó: “Debo mencionar que nuestro trabajo ha sido muy valorado no sólo por las organizaciones indígenas y campesinas sino también por organismos internacionales de defensa de derechos humanos. Aunque también hemos sufrido represalias violentas, tanto a nuestros funcionarios como con las quemas y tomas de nuestras oficinas, desde las dictaduras en los años 80 como de los sectores reaccionarios. Recuerdo una, de las más duras fue protagonizada el año 2008 contra nuestros periodistas cuando el CEJIS coadyuvó decididamente en la liberación de comunidades cautivas guaraníes y en la recuperación de las tierras a favor de éstas”, lo relatado muestra el compromiso asumido por la institución en una amplitud de temas dentro de la defensa de los derechos fundamentales y civiles de los bolivianos.

El trabajo de CEJIS hoy

Actualmente CEJIS trabaja bajo cuatro líneas de acción:

  1. Procesos de construcción propositiva. Se trabajan propuestas de normas en ámbitos nacionales y sub nacionales, junto a los pueblos indígenas. Se han planteado reformas a algunas leyes, decretos o acciones de inconstitucionalidad, si es que corresponde. Desde esta área de trabajo por ejemplo, se apoyó a las organizaciones indígenas en elaboración de la propuesta de la Ley Minera (con pueblos indígenas chiquitanos), la Ley de Consulta Previa (con guaraníes), la Ley Integral de la Amazonía (con organizaciones indígenas del Norte Amazónico).
  2. La construcción de los gobiernos propios en territorios indígenas, que de acuerdo a la Nueva Constitución es posible en el marco de las autonomías. En este ámbito, CEJIS apoya iniciativas autonómicas de base territorial de pueblos indígenas que deciden acceder a la Autonomía Indígena, lo que implica la construcción de institucionalidad gubernativa en sus territorios desde la lógica y cosmovisión de los pueblos indígenas, para el ejercicio de su propia justicia, de su democracia comunitaria, etc.
  3. Proceso de titulación agraria y gestión territorial, en este ámbito el CEJIS apoya a la construcción normativa para el uso y aprovechamiento de los recursos naturales en los territorios indígenas, a través de la elaboración participativa de planes de vida de los pueblos indígenas, reglamentos de uso entre otras normas internas. También en este ámbito se apoya los procesos de monitoreo socio ambiental y los procesos de consulta en aquellos lugares donde se estén desarrollando actividades extractivas que les causan alguna afectación.
  4. La defensa jurídica de los derechos humanos, tanto en materia de derechos individuales como colectivos, se brinda servicios de asesoría jurídica en casos de violación de derechos humanos en los ámbitos nacionales como ante organismos internacionales.

Rendición Pública de Cuentas de CEJIS

Por cerca de cuatro décadas de trabajo, CEJIS ha mantenido una clara posición en la defensa de los derechos humanos, especialmente el de pueblos indígenas y sectores más vulnerables de Bolivia. La Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social –UNITAS- felicita a su asociada CEJIS en sus 37 años de vida y le anima en la continuidad de su compromiso por el bienestar de la sociedad boliviana.

Redacción: Comunicación UNITAS.

Ver nota de UNITAS

 

Compárte usando:

CEJIS

Cejis.Org es una asociación boliviana sin fines de lucro que trabaja en el campo de los Derechos Humanos desde una perspectiva jurídico – social acompañando a los sectores de la sociedad cuya situación de indefensión y vulnerabilidad exige acompañamiento profesional y compromiso en la reivindicación del reconocimiento de sus derechos individuales y colectivos.