Skip to content
Menu

CAMPAÑAS

OTROS ANUNCIOS

“Buscamos la loma más alta para salir del agua”

ERBOL, 26 febrero 2014.- El corregidor de la comunidad Nueva Vida del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), Luis Antezana, contó que los pobladores buscan la loma más alta para salir del agua, que inundó la zona debido a las fuertes lluvias y el desborde de los ríos.

Dijo que la ayuda sólo proviene de la Gobernación del Beni y de las autoridades municipales.

“Siempre se ha recibido ayuda de la Gobernación y de los municipios del Beni, (de) otras instituciones casi nada se ha recibido. La Naval no llegó, no entró al TIPNIS. La comisión que entre no va a encontrar gente, todos están buscando loma (alta)”, declaró el dirigente.

Lamentó que los animales silvestres llevan la peor parte porque van muriendo al no encontrar comida y suelo firme.

“Es verídico ver a nuestros animales ahogándose y mirando desde la chapapa, ha habido una mortandad de animales, hemos quedado cero, y la mortandad de animales silvestres ni se diga, han llegado hasta las comunidad y se querían subir a los techos de las casas”, indicó.

El líder espiritual Clemente Yubánure dijo que deben quitarse la comida de la boca para que a los niños no les falte.

“Esta es la peor inundación, todo lo hemos perdido, todos los días dormimos en una tablita sentados porque el agua está en todas partes, las guachitas (ganado) están muertas y ya (se) están descomponiendo, da pena ver a los animalitos del monte, ya no tenemos comida, en mi comunidad priorizamos para que coman los niños no más”, lamentó.

Pilón Lajas

La mosetén Jenny Miro de la Reserva de Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen (TCO), narró que caminó durante dos días para salir de su población en busca de ayuda, tras quedar su comunidad bajo el agua.

“Salimos caminando dos días desde Pilón Lajas porque allá no llegó la ayuda. Nos dicen que nos llevemos (los víveres) pero no tenemos ni combustible ni transporte para llevar. Apenas sacamos unos cuantos saquitos de café”, afirmó.

Julia, quien es del TIPNIS, no pudo contener las lágrimas y aseguró que ya no cuenta con alimento para dar de comer a sus hijos.

“Ya no sé qué voy a dar de comer a los chiquis, no tenemos nada, se están enfermando nuestros hijos todos con gripe, ni al baño se puede ir, creo que moriremos aquí no más esta vez. Me quedé sin chacos (cultivos) mi chocolate totalmente fue arrasado, algunos resisten pero seguro que por tanta agua la enfermedad se los acabará, creo que la vida se me acaba”, puntualizó.

VER NOTA de erbol

Compárte usando: