Skip to content
Menu

CAMPAÑAS

OTROS ANUNCIOS

El Territorio Indígena Multiétnico (TIM): Niveles de gestión indígena

Alain Muñoz/CEJIS, 11 de agosto 2015.- El TIM de Bolivia se organiza en Cabildos, y estos conforman una Subcentral. Con otras subcentrales, conforman una Central Indígena, de un área mucho mayor que el TIM.La forma como se interrelacionan, así como sus logros y dificultades, muestran como gestionan sus diversos asuntos. Es precisamente ese tipo de gestión el que logra que el manejo indígena de bosques disminuya los impactos del cambio climático.

LA SUBCENTRAL INDIGENA DEL TIM

La Subcentral aglutina a los Cabildos del TIM y, a diferencia de éstos, tiene un accionar político. Su rol es reivindicativo, contestario, y de negociación con las diferentes reparticiones del Estado, cuestionando su orientación mono étnica y excluyente, al igual que la de la sociedad y las normas.

También canaliza la participación política de los indígenas en el ámbito municipal especialmente y, hacia adentro, controla el territorio y los recursos naturales, además de facilitar la coordinación y toma de decisiones en el territorio.

El directorio de la Subcentral de Cabildos Indígenas del TIM está conformado por una Presidencia, Vicepresidencia, y varia secretarías. Estas se ocupan de organización y comunicación, de tierra y territorio, de recursos naturales y producción, de educación y salud, y de participación ciudadana y actas.

La Subcentral del TIM es una de las más prestigiosas entre indígenas, por su carácter pionero  y  logros significativos. Sobre todo por sucapacidad de movilización, de negociación y de conformación de alianzas tanto sectoriales como intersectoriales.

LIMITACIONES DE LA SUBCENTRAL

Un desafío de la Subcentral del TIM es lograr atender los compromisos externos, sin descuidar la relación con las bases sociales y comunidades del Territorio Indígena. Estas sienten que sus dirigentes postergan u olvidan atenderlas porque privilegian el relacionamiento externo.

Se debe a las frecuentes ausencias de los dirigentes, para participar en eventos externos. Muchos representantes de comunidades llegan a San Ignacio, capital de la provincia del TIM, sólo para encontrar las oficinas de la sede de la Subcentral cerradas o con sus dirigentes de viaje.

Otra dificultad es la falta de sustento económico para los dirigentes. Una vez elegidos, tienen que trasladarse desde la comunidad donde residen a la sede urbana de la Subcentral, en San Ignacio de Mojos. Allí es imposible sostenerse sin salario, como en toda área urbana. Pero la dirigencia indígena no percibe pago por ejercerla.

Otra limitación está relacionada con el gran poder económico de los explotadores foráneos de la madera del TIM. Estos logran ganancias desproporcionadas, suficientes como para poder asegurar la complicidad de algunas familias indígenas locales, lo que facilita evadir los propios controles indígenas.

LOS LIMITES POLITICOS

Los límites entre provincias, una división política-administrativa entre el nivel sub-nacional y municipal de Bolivia, son fuente recurrente de problemas. El trazado del TIM recupera espacios ancestrales, que no coinciden con divisiones política-administrativas actuales.

Por esa razón, algunas comunidades del TIM pertenecen a una provincia y la próxima a otra. Con límites confusos, bajo disputas de larga data, y nunca precisados en el terreno, la situación reactualiza antiguas rivalidades.

Generalmente las autoridades de ambas provincias alientan sentimientos de pertenencia a una y otra, con halagos, promesas y dádivas. Esto ya logró la confrontación entre comunidades, y hasta la división de alguna, por sentimientos divididos de adhesión a una u otra.

LA CENTRAL INDÍGENA

Así como los cabildos conforman la Subcentral Indígena del TIM, varias subcentrales conforman la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CEPEM-B). Mojos o Moxos es la región mayor de la que el TIM forma parte.

A pesar de su corta vida histórica, algo más de una década, la CPEM-B logró alto grado de legitimidad interna, evidenciada en el hecho que duplicó en poco tiempo la cantidad afiliada de subcentrales.

Igualmente logró fortaleza política,adquirida conalianzas.Algunas con indígenas de otras zonas tropicales de Bolivia, que alcanzan a casi la mitad de la superficie del país.Otrasfueron alianzas a nivel nacional, por las que sus planteamientosfueron tomados en cuenta por el Estado.

LOS LOGROS

En los últimos años de 1980 los Cabildos formalizaron espacios de concertación en problemas comunes intensificados, como  el avasallamiento de tierras y la sobreexplotación maderera.También empezaron a controlar mejor sus territorios.

Igualmente, empezaron acrearsubcentrales y  centrales indígenas.En 1990 se produce la primera marcha indígena de Bolivia, desde la Amazonía hasta los Andes, en la ciudad de La Paz, capital del país.Con ello instalaron los territorios indígenas en la agenda mediática y política nacional.

Hacia mediados de la década de 1990 la Subcentral del TIM implementa guardas forestales y, en los primeros años de la década de 2000, presenta un candidato a diputado uninominal suplente.En 2004 se logra el primer alcalde indígena de Moxos, así como dos concejales.

Adicionalmente, desde mediados de 2000 representantes indígenas participan en la elaboración de la Nueva Constitución Política del Estado, y como candidatos en elecciones nacionales, subnacionales, y municipales.

LA NECESIDAD DEL CONTACTO DIRECTO

Las relaciones con la Subcentral del TIM  son valoradas positivamente por las autoridades de los Cabildos. Sin embargo, existe el sentimiento que debería visitar más frecuentemente las comunidades para informar los avances.

Especialmente en los temas de tierras y de participación, y también para recoger directamente las necesidades o expectativas de las comunidades. Generalmente, estas perciben una tendencia a privilegiar relaciones externas al territorio,a costa de disminuir la frecuencia del contacto directo con las comunidades.

La Subcentral reconoce esa necesidad, pero expresa su gran limitación económica,ya que los viajes al interior del TIM tienen costos muy altos. Esto se debe a las dificultades del terreno y a las grandes distancias. Adicionalmente, la frecuencia deseada multiplicarían los ya altos costos.

Se han planteado opciones de aportes de las comunidades para el funcionamiento de la Subcentral, a partir de la implementación de proyectos productivos implementados por la organización.

Sin embargo, no han prosperado por la escasa predisposición de las comunidades para hacer aportes económicos a la Subcentral. En realidad, no existe tradición de ese tipo de contribuciones en Bolivia, especialmente entre las de las tierras bajas.

LAS RELACIONES ENTRE CABILDOS, SUBCENTRALES Y CENTRALES

En resumen, los cabildos cumplen funciones relacionadas con actividades cotidianas y prácticas de la comunidad. En cambio las subcentrales y centrales juegan un papel más político y reivindicativo, en defensa de los intereses indígenas.

Participan directamente en  política, con candidatos propios o aliados, en elecciones municipales, departamentales y  nacionales. También con propuestas que modifican las agendas políticas regionales e inclusive nacionales.

El desafío es mantener una relación fluida entre los tres niveles que cumplen funciones diversas, pero bajo un mismo objetivo. Son diecinueve cabildos los que conforman la Subcentral del TIM. Ésta,a su vez,junto a otras seis subcentrales,forma parte dela CEPMB a nivel regional.

 

Compárte usando:

CEJIS

Cejis.Org es una asociación boliviana sin fines de lucro que trabaja en el campo de los Derechos Humanos desde una perspectiva jurídico – social acompañando a los sectores de la sociedad cuya situación de indefensión y vulnerabilidad exige acompañamiento profesional y compromiso en la reivindicación del reconocimiento de sus derechos individuales y colectivos.