Skip to content
Menu

CAMPAÑAS

OTROS ANUNCIOS

Gobierno infiltró policías para secuestrar al Canciller

11/07/2013 (ERBOL).- Activistas en defensa del TIPNIS y el abogado de los indígenas por el caso Chaparina, Waldo Albarracín, denunciaron que el gobierno infiltró a policías en la VIII marcha para secuestrar el 25 de septiembre de 2011 en la región del Beni al canciller David Choquehuanca y así responsabilizar a los indígenas, que por más de dos semanas se encontraban cercados por colonizadores y los propios uniformados cuando se dirigían a la ciudad de La Paz en defensa de su territorio ante el anuncio del gobierno de construir una carretera en medio del área protegida.

En conferencia de prensa, responsabilizaron por este hecho a la policía Angélica Dayana Cáceres Ramírez, quien supuestamente por órdenes del director Nacional de Inteligencia, coronel Víctor Maldonado, partió el 21 de septiembre desde La Paz hasta Chaparina con una credencial de universitaria y comandando un grupo de policías, para infiltrarse entre los marchistas indígenas con el fin de convulsionar la movilización.

De acuerdo con unos documentos y un video, poco claro, aparentemente la uniformada, que aparece vestida de civil, jala la mano del canciller Choquehuanca, en medio de mujeres indígenas que lo resguardan, lo que para los denunciantes es un intento de querer hacer daño a la autoridad gubernamental y secuestrarlo, y así responsabilizar a los indígenas. Un hecho, que dijeron, vino como orden del Ministerio de Gobierno, entonces a cargo de Sacha Llorenti, hoy embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Sus propios agentes (del gobierno) llegaron con la finalidad, más bien, de cometer actos delictivos; entonces, cuando en versión del gobierno se dice que se quiso matar al canciller por parte de la dirigencia indígena, que se secuestró al canciller, pero la pregunta es ¿Con agentes policiales al lado del canciller, quién estaba queriendo cometer ese delito? ¿Quién estaba vejando, jaloneando al canciller? Sus propios agentes eso es lo que estamos denunciando”,  declaró Albarracín.

La activista por el movimiento en defensa del TIPNIS, Olga Flores, señaló que este video y la pruebas en papeles se presentaron al Ministerio Público para que se trate en las investigaciones del caso Cahaparina porque aseguró que el 25 de septiembre, los indígenas se preocuparon por el canciller que intentó mediar en la conflicto entre los marchistas y el gobierno, sin embargo, fue retenido, ya que los indígenas le pidieron que los colonizadores y la policía dejen pasar a los marchistas hasta la sede de gobierno.

“Estamos denunciando el modus operandi del gobierno para criminalizar y justificar la represión a los dirigentes indígenas; como se pudo ver, los indígenas no agredieron al canciller, por el contrario le dieron agua, le facilitaron un sombrero y Fernando Vargas le facilitó inclusive su celular, ni hubo secuestro y al contrario se justificó eso para iniciar la represión”, aseveró Flores.

Entonces, el propio canciller reconoció que no fue secuestrado y que sólo fue retenido por los indígenas.

Ver nota

 

Compárte usando: